Cumbre del Aloia con nuestros triciclos tándem!


El proyecto ‘Discamino’ sigue haciendo mucho más accesible la ruta jacobea a todas las personas…

Que el refranero español es muy sabio, todos lo sabemos de modo que, cuando son varios los refranes que llevan al mismo sitio, a nadie le puede caber la más mínima duda de que el resultado será el esperado. Por eso, si a….

– El que la sigue la consigue (le sumamos que…)Movie A Dog’s Purpose (2017)

– A la tercera va la vencida (y que…)

– Alcanza quien no se cansa

No es de extrañar que hoy, por fin, al tercer intento, hayamos alcanzado la cumbre del Aloia con nuestros triciclos tándem.
Habíamos quedado a las 9 en punto para salir pero, como siempre, hemos salido mucho más tarde, aunque hoy no se le puede echar la culpa a nadie, ni siquiera a Cecilia que ha llegado a las 09:30 ( media hora de retraso, ¡¡¡madre de Dios!!!), pero… tuvo suerte de que hubo complicaciones que hicieron que lo suyo pasara desapercibido. Complicaciones como éstas: preparar la Copilot de 7 velocidades que tenía la cadena bastante destensada (la necesitábamos porque iban a ser 4 los DisCamineros que se iban a aventurar a la conquista) y poner a todos a punto para subir a las bicis. La cuestión es que se nos fue la hora y, para acabar de rematarlo, cuando ya arrancábamos, al terminar la cuesta de salida de la Resi, Dani, que iba con Isa en la Copilot-7, dice de pronto: se acaba de caer ese tornillo de la bici. Todos lo buscamos con la mirada y… sí, allí estaba el maldito. Ponte a buscar, ponte a apretar, comprueba, testa y…..¡¡esto ya está, vámonos!! Claro, las 09:45. Tres cuartos de hora de retraso. En fin.
Íbamos Pedro con David Gil, Gabriel (Gabi) y Fer con Ana Soage, Dani Pako con Isa, yo con Gerardo y Cecilia y Koko en sus bicis para echar una mano. Han sido casi 4 horas de subida y algo más de una de bajada; total 5 horas de bici. Una gozada pedalear con todos esos compañeros en un día glorioso de sol como el que hemos tenido. Ana ha gritado de felicidad como siempre lo hace; Isa lo ha dado todo en la bici mala, al igual que su piloto Dani, verdaderos héroes de la jornada los dos; David ha ido siempre vigilante, dándome voces cuando venían coches; Gerardo en su línea, ligando con Ana, con Isa y con Cecilia según la que tuviera más cerca (y eso que no ve, pero tiene un olfato….); Cecilia lo ha sufrido de lo lindo, al igual que Gabi, que sigue con su mochila invertida; Fer se ha ido en su bici de carretera nada más llegar al Aloia porque tenía prisa; y Pedro, recién salido de una pequeña avería, un poco atemorizado por su rendimiento, ha superado la prueba con nota.
Ya falta menos para la Vuelta a España y, después de lo de hoy, estamos un poco menos asustados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *